¿Qué es la Proloterapia?

La Proloterapia es un tipo de terapia que consiste  en  una serie de inyecciones de sustancias naturales que produce una respuesta irritativa-inflamatoria en Ia zona tratada. Esto provoca una atracción de factores de crecimiento y otras sustancias producidas por el mismo cuerpo para curar-regenerar las zonas de lesión, quitar-reducir de forma importante el dolor y devolver Ia funcionalidad al área afectada.

¿Ustedes aceptan Seguros Médicos? ¿Por qué NO?

Lamentablemente las ARS. consideran la Proloterapia (como se basa en sustancias naturales) una terapia ALTERNATIVA o incluso terapia EXPERIMENTAL. A pesar de toda la evidencia científica acumulada en beneficio de los pacientes (a lo largo de los años), este tipo de terapia no es cubierto por las ARS.

¿En qué horario atienden y si es por orden de llegada?

Atendemos por citas y trabajamos todos los días de lunes a viernes en horario extendido de 8:30 AM. a 5:00 PM

¿Qué tipos de dolores tratan?

Tratamos todo tipo de dolor de origen músculo esquelético, osteoarticular, tendinoso, ligamentario, meniscos, etc. En otras palabras dolores de columna cervical, columna toráxica, columna lumbosacra, cóccix, hombros, codos, muñecas, mano, dedos de la mano, caderas, rodillas, tobillos, dedos, planta del pie, etc.

¿Cuál es el candidato ideal para recibir Proloterapia?

  1. Padece de un dolor que se origina de un ligamento o tendón
  2. Tiene un Sistema Inmune fuerte
  3. Tiene voluntad de mejorar y realizar visitas de seguimiento
  4. Lleva una dieta saludable y balanceada
  5. Tiene una actitud Mental Pôsitiva

¿Existen contraindicaciones al uso de la misma?

  1. Uso de Anticoagulantes
  2. Diabetes Mellitus descompensada
  3. Hipertensión Arterial Descompensada
  4. Fracturas abiertas.
  5. Septicemia

¿Es la Proloterapia un tratamiento doloroso?

Las sesiones no son dolorosas, pero es una sensación diferente a lo que estamos acostumbrados, “posiblemente en algún caso sea algo molestoso, situación que en la mayor parte de los pacientes, con unas pastillas de paracetamol o acetaminofén y un par de sesiones de calor local, almohadilla caliente o calor húmedo local en casa, se resuelve”.

El procedimiento tiene una duración de tres a cinco minutos. Sin embargo, la visita al especialista tarda de 45 minutos a 90 minutos, desde el momento que el paciente entra al consultorio, y explica lo más detalladamente posible, cuándo le comenzó el dolor, si se debe a un traumatismo u otra causa.

¿Qué expectativas debo tener en mejorar mis dolores crónicos con la Proloterapia?

90% de todos los dolores músculo esqueléticos tienden a sanar o mejorar dramáticamente. (7 de cada 8 mejoran de forma casi increíble)

¿Cuáles podrían ser efectos adversos “posibles” de la Proloterapia? Posibles no necesariamente significa que son altamente probables, sino que pudieran presentarse (sobre todo en manos inexpertas)

  1. Sangrado del área
  2. Moretones
  3. Aumento temporal del dolor (debido a la inflamación)
  4. Infección
  5. Derrame Articular
  6. Lesión de algún nervio
  7. Neumotórax (al tratar el área toráxica)
  8. Cefalea Temporal
  9. Rigidez Temporal
  10. Hinchazón temporal
  11. Lesión a un ligamento o tendón

¿Qué cosas debo o no de hacer antes y después de cada sesión de Proloterapia?

Antes de venir al consultorio

  1. No tomar ningún tipo de AINES (Anti inflamatorios como: Voltarén, Enantyum, Dexketoprofeno, Sertal Compuesto, Diclofenac, Ibuprofen (Motrin),Ponstan, Advil, Naproxeno, etc…) 4 días antes de venir al consultorio.
  2. No tomar anticoagulantes (Aspirina, Plavix, Clopidogrel, etc..) 48 horas antes de venir al consultorio.
  3. Llene la sesión de preguntas que salen en el correo electrónico, de esa forma nos facilita bastante saber lo que le ocurre y además podemos adelantar el proceso de la historia clínica.
  4. Es conveniente que para su primera cita traiga usted sus últimas analíticas e imágenes (en caso de que las tenga).
  5. Si su cita es en la mañana, debe venir bien desayunado; si es a primera hora de la tarde, bien desayunado y bien almorzado; y si es en la tardecita, bien desayunado, bien almorzado y merendado.

Luego de la terapia

  1. En caso de dolor, puede tomar únicamente (para los primeros cuatro días): Tylex, Tylenol, Winasorb verde, Paracetamol, etc. Si el dolor es muy intenso y ha tomado otras veces, entonces puede usar analgésicos potentes como el Tramadol o el Ketorolaco.
  2. En caso de continuar el dolor, a partir del quinto día, (aunque no es lo ideal) puede iniciar con los AINES: Voltaren, Enantyum, Dexketoprofeno, Sertal Compuesto, Diclofenac, Ibuprofen, Ponstan, Advil, Naproxeno, etc…
  3. Aplicar calor a las zonas de inyecciones.
  4. Nunca aplicar frío en las zonas de inyecciones.
  5. Preferiblemente NO TOMAR bebidas frías el día del tratamiento, si las puede tomar a partir del día siguiente.
  6. Dejar hecha su próxima cita antes de marcharse.
  7. No cargar cosas pesadas.
  8. No hacer ejercicios intensos. Regla de ORO del EJERCICIO: Por cada día perdido, se necesitan dos días para recuperar la forma anterior a la lesión.
  9. Recordar que bajar de peso es un factor de suma importancia para la mejoría de todos muchos ligamentos.

¿Qué es el PLasma Rico en Plaquetas?

Las plaquetas desempeñan un papel central en la coagulación de la sangre y la curación de las lesiones. La reparación de tejidos empieza con la formación de coágulos y degranulación plaquetaria, que libera factores de crecimiento necesarios para la reparación de las lesiones. Los estudios han demostrado una correlación directa entre la concentración de plaquetas y el nivel de proteínas de secreción , así como la cantidad de proliferación implicada en la curación de las lesiones. En resúmen, es la separación (por medio de la centrifugación de la sangre) y la extracción de aquella parte del plasma que ha concentrado y por tanto multiplicado el porcentaje de plaquetas (ricas en factores de crecimiento) y por tanto listo para ser usado en la reparación y la regeneración de las lesiones músculo esqueléticas.

¿En qué casos se aplicaría?

La literatura científica está llena de reportes sobre curaciones o mejorías impresionantes en lesiones de tejidos blandos tratados con PRP incluyendo tendinopatías, tendinosis, tensi��n muscular aguda y crónica, fibrosis muscular, esguinces de ligamentos y laxitud de la cápsula articular, además de diversos trastornos degenerativos articulares. Es especialmente interesante el uso del PRP en la regeneración DEL CARTÍLAGO, como por ejemplo en el tratamiento de la artrosis de rodilla.

Nosotros, combinamos la Proloterapia Intensiva Standard con el PRP y de esta manera ofrecemos una manera más segura y eficaz para sanar las lesiones en las articulaciones, de forma y manera que su uso conlleva evitar o retrasar la cirugía, en casos que comúnmente suelen corregirse de manera quirúrgica, como es el caso del Desgarro de los Meniscos, desgarros del labrum (o rodete) de la cadera y del hombro, etc.  

¿Qué beneficios aporta diferentes de la Proloterapia Standard?

En concreto , el PRP mejora los eventos fibroblásticos (formadores de colágeno) involucrados en la cicatrización del tejido incluyendo la quimiotaxis , proliferación de células, síntesis de proteínas, la reparación , la deposición de matriz extracelular , y la remodelación de los tejidos. El fondo aquí es que las lesiones de los tejidos pueden sanar más rápido con el tratamiento de plasma rico en plaquetas o PRP.

¿Son todos los PRP iguales?

Definitivamente NO. Depende mucho de la forma de extracción del PRP, de la existencia o no de leucocitos, de la concentración final de las plaquetas, de la activación o priming de las mismas, de la cantidad obtenida, de si el sistema de extracción es cerrado o abierto, de si se usa una cámara de flujo laminar (para evitar contaminación), y sobre todo de la experiencia y destreza de quien lo maneja y quien lo inyecta en la zona lesionada.

¿Con qué frecuencia deberían usarse las sesiones de PRP?

Las sesiones de PRP, pueden ser usadas con una frecuencia de 4 a 8 semanas entre ellas, dependiendo de la cronicidad y la gravedad de la lesión.

¿Por qué pensar en medidas o manejo no quirúrgico para el dolor crónico?

La Cirugía es traumática; provoca stress y tensión en el cuerpo y puede causar que la persona sienta menos confianza usando la extremidad operada.

La Cirugía altera irreversiblemente la anatomía del individuo.

La Cirugía implica potencialmente muchos tipos de complicaciones.

La Cirugía puede conllevar a artritis a largo plazo debido a la eliminación de tejido significativo que se necesita para ayudar a las estructuras a soportar el peso del cuerpo, tales como el cartílago, menisco y tejido del disco.

La rehabilitación es mucho más larga después de la cirugía que con la proloterapia. (Con esta última Usted puede ir a trabajar al día siguiente y comenzar sus ejercicios en 5 días)

La cirugía no siempre resuelve el dolor, que, o bien significa que no se trató la causa del dolor, o que la cirugía causó otro problema.

La cirugía es más costosa.

¿Qué son las células Madre?

La “Proloterapia celular” engloba no sólo al Plasma Rico en Plaquetas (PRP) sino también a las Células Madre. Las células madre son células que generan la auto-renovación de nuestro cuerpo reparando y reemplazando las células viejas o tejidos dañados por tejido nuevo. La inyección de estas células directamente en el tejido dañado se ha demostrado mejora la integridad del tejido y reduce el dolor.

Son llamadas también células progenitoras que pueden ser totipotenciales, pluripotenciales o multipotenciales dependiendo de la capacidad en producir células y/o tejidos totalmente nuevos.

¿Cuántos tipos de células madre existen?

Existen cuatro tipos de células madre en función de su grado de diferenciación:

  • Células madre totipotenciales: Son aquellas que pueden crecer y dar lugar a un organismo completo, tanto los componentes embrionarios (órganos, tejidos…) como los extraembrionarios (placenta…)
  • Células madre pluripotenciales: son aquellas que no pueden formar un organismo completo, pero si cualquier tipo de célula de las hojas embrionarias (endordermo, mesodermo y ectodermo).
  • Células madre multipotenciales: sólo pueden generar células de su misma hoja embrionaria.
  • Células madre unipotenciales: sólo pueden formar un tipo de célula en particular.

 

En función del grado de desarrollo del organismo, se distinguen varios tipos de células madre:

  • Célula madre embrionaria: Son células madre pluripotentes. Se utilizan como modelo para estudiar el desarrollo  embrionario y para entender cuáles son los mecanismos y señales que permiten la diferenciación de una célula pluripotente.
  • Células madres germinales: Son células embrionarias pluripotenciales que derivan de los esbozos gonadales del embrión (estructuras que posteriormente constituirán los órganos reproductores). El aislamiento de este tipo de célula es más difícil que el de las células embrionarias.
  • Células madre fetales: Aparecen en órganos y tejidos fetales y poseen características similares a sus homólogas en las estructuras adultas, aunque presentan una mayor capacidad de expansión y diferenciación.
  • Células madre adultas: Son células multipotenciales. Son células no diferenciadas que se encuentran en órganos y tejidos adultos y pueden diferenciarse. Su capacidad para generar células especializadas es limitada. Se están realizando pruebas clínicas para sustituir tejidos dañados por derivados de estas células.

¿De donde se pueden extraer?

Las formas más frecuentes de extraerlas es provenientes de la Médula Osea de tibia o Cresta Ilíaca Postero Superior (cadera) o mini lipoaspirado de la grasa abdominal, glúteos o cara interna del muslo.

Estos lipoaspirados se combinan con plasma rico en plaquetas (PRP) a partir de una extracción de sangre o de médula ósea recuperada de la cresta ilíaca. Esta solución proliferante se inyecta en el ligamento, tendón, lesionado dañado, o en la articulación dolorosa. Los ligamentos y tendones adjuntos de la articulación también se tratan con proloterapia standard a base de dextrosa .

En nuestra experiencia, en donde se dan las inyecciones de proloterapia es también un factor importante, no sólo lo que se inyecta. Esto significa que la terapia de células madre o Proloterapia Celular incluye no sólo un par de inyecciones de células madre, sino también que toda la zona de la articulación dolorosa es tratada para la inestabilidad subyacente, que es probable sea la causa de la lesión (en  primer lugar). Si este aspecto de la condición del paciente no se trata, nos encontramos con que no se puede producir la curación completa.

����Qué utilidad tienen las células madre en la reparación de las lesiones?

No todas las lesiones requieren el uso de las células madre para curar. En nuestro Centro, la tasa de éxito con la Proloterapia Tradicional (de Hackett-Hemwall) ronda el 90% en la mayoría de los pacientes que vemos. Sin embargo, para aquellos casos de artritis avanzada, tendinosis (degeneración del tendón), desgarros de menisco, desgarros del labrum (o rodete articular en cadera u hombro), lesiones donde hay roce de hueso con hueso, o lesiones muy agresivas donde existen pocas células, podemos optar por usar la Proloterapia Celular a base de Células Madre en combinación con la Proloterapia standard para fortalecer y estabilizar la estructuras de soporte en los alrededores de la lesión, así como para la regeneración del menisco (u otra zona severamente lesionada) y lograr una mejor recuperación y/o curación de la misma.

 

Otros usos de las células madre son en casos de:

– Necrosis Avascular en un hueso (articulación)

– Lesiones del cartílago

– Lesiones crónicas de ligamentos

– Enfermedad degenerativa de las articulaciones

– Desgarros del labrum de hombros y caderas

– Desgarro de menisco

– Osteoartritis

– Defectos osteocondrales

– Tendinosis (degeneración de los tendones)

– Otras muchas más

¿Qué puedo esperar luego de ser tratado con células madres?

Luego de ser tratados con Células Madre, junto al PRP y a la Proloterapia Intensiva, que es el protocolo que siempre seguimos en el Centro de Proloterapia Intensiva y Medicina Regenerativa por la misma razón que en cualquier construcción, hace falta el material con que se va a construir (varillas, cemento, arena, grava, gravilla, blocks, etc.), esos elementos son las Células Madre. El PRP aporta los constructores que van a trabajar con esos materiales, van a colocar la mezcla, trabajar con los blocks, las varillas, etc. y finalmente el acabado, la pintura, los detalles, las cortinas, los toldos, etc, eso lo aporta la Proloterapia (caso hipotético). El paciente puede seguir sintiendo mejoría hasta dentro de los primeros 6 meses. El PRP podría reforzarse cada 4-8 semanas (de 1 a 2 veces más) y cada 4 semanas podemos dar una sesión de Proloterapia, hasta completar entre 3-6 sesiones

¿Qué importancia le dan a las imágenes en el manejo de los pacientes con dolor crónico?

Las imágenes son importantes a la hora de hacer diagnósticos diferenciales, son importantes a la hora de saber cambios anatómicos o alteraciones de la estructura normal del armazón óseo o articular. Sin embargo cada vez es más frecuente su inexactitud a la hora de discriminar la causa del dolor crónico. Los médicos, al igual que toda la humanidad, nos hemos ido modernizando, pero con los avances de la modernidad hemos ido perdiendo nuestra identidad de clínicos investigadores, si se quiere amigos-detectives que andan tras la pista de un enemigo que es el Dolor Crónico. Aprendimos hace ya muchos años que en la semiología: Un buen, completo y detallado historial clínico junto a un exhaustivo examen físico, nos daban cerca del 90% del Diagnóstico.  Hoy le hemos regalado esa capacidad, a las pruebas de imágenes. Se nos ha olvidado tocar al paciente (sin olvidar que ese contacto es en sí parte de la sanación del paciente), escucharlo con atención, preguntar y dejar que responda sin interrumpirlo (hay estudios que muestran que cada 20 segundos los médicos interrumpimos una consulta que ya por demás la hemos ido acortando en el tiempo), crear un ambiente acogedor, anotar todo lo que podamos, porque todo es importante, saber leer el lenguaje corporal no verbalizado, lo que el paciente nos está diciendo con la cara, con su forma de llegar a la oficina, con su manera de incorporarse de la silla o la camilla, etc. Buscar dónde puede estar la causa de su dolor físico (saber si es sólo f��sico, o es consecuencia de elementos en su psiquis, su historial pasado, sus emociones, su vida difícil, su relación conyugal, familiar, laboral, espiritual). Sólo yendo a la fuente podremos ayudar verdaderamente al que sufre en su cuerpo y en su alma el dolor crónico. Es tratar de hacernos uno con la persona, y saber referir a los demás profesionales de la salud, puesto que no somos Dioses, sólo seres humanos a quienes El utiliza para sanar o aliviar el dolor de los demás.  

¿Qué factores intervienen en el dolor crónico?

El dolor es un tema complejo; que todo el mundo va a experimentar en algún momento de su vida. De hecho el dolor es la razón #1 por la que las personas visitan al médico. 90% de la población (9 de cada 10 personas) en algún momento de su vida experimentará un dolor crónico.

La experiencia del dolor se ve afectada no sólo por el tipo de lesión o herida sino por otros factores que son únicos para cada persona; como por ejemplo, el umbral del dolor (si es alto, toleras bastante bien el dolor, por el contrario, si es bajo, las lesiones suelen dolerte mucho más que a la gente común) además, las experiencias anteriores en la vida, las emociones, el estrés y por si fuera poco, tus genes. Así que cuando decimos que el DOLOR ES PERSONAL, lo decimos literalmente. Esto es lo que hace que el tratamiento del dolor sea tan difícil.

Ninguno de nosotros, los médicos, los padres, o amigos, podemos verdaderamente entrar en el dolor de otra persona. El DOLOR es la sensación más privada y cada persona tiene un umbral único para el dolor.

Muchos estudios indican que quienes continuan con dolor 30 días después de haber sufrido una lesión, seguirán con dolor 5 años después.

¿Qué cambios son recomendables en el estilo de vida para mejorar mi condición de dolor crónico?

El manejo del dolor crónico es multifactorial porque él mismo es ddebido a muchas razones que confluyen.

  1. Tener un buen equilibrio hormonal, un exceso de la hormona estradiol, en mujeres o una deficiencia de la hormona Testosterona en hombres, está implicado en una serie de trastornos que también tiene efectos catabólicos o destructivos sobre el tejido conectivo. Si los niveles de hormonas anabólicas de un individuo son bajos, los suplementos hormonales naturales se prescriben. Además, sería recomendable que no se tomen ni anticonceptivos orales ni otras formas sintéticas de estrógenos. Algunos ajustes en la dieta se podrían hacer junto a tomar suplementos naturales para ayudar a regular los niveles de estradiol.
  2. Debido a que la nutrición juega un papel muy importante en el tratamiento del dolor crónico,  el tipo de dieta que evalúa e identifica el metabolismo de un individuo mediante el examen de una serie de diferentes factores, entre ellos el stress oxidativo, tipo de sangre, tipo de cuerpo así como el pH de la orina, de la sangre y de la saliva, también se realiza. Las recomendaciones dietéticas se realizan basándose en los resultados.
  3. La fatiga y los problemas relacionados con el sueño, fuertemente influenciada por los altos niveles de cortisol, son a menudo una de las principales preocupaciones con el dolor crónico. La glándula suprarrenal segrega normalmente menos cortisol en la noche, lo que permite el sueño. Sin embargo, cualquier persona que sufre de dolor crónico, está en un constante estado de estrés. Esto mantiene los niveles de cortisol elevados. De hecho, en un individuo bajo estrés, la glándula suprarrenal es en realidad estimulada para producir más cortisol, que puede resultar en el insomnio crónico. Para empeorar las cosas, sin un sueño adecuado, cantidades insuficientes de la hormona del crecimiento se secretan, una de las hormonas anabólicas necesarias para el crecimiento de tejido conjuntivo y reparación. El círculo vicioso está probablemente llegando a ser muy evidente. Menos curación de los tejidos blandos lesionados, conduce a dolor más crónica, lo que conduce a un aumento de los niveles de cortisol, esto lleva a menos horas de sueño y a más estrés, menos sanación y % de curación y así sucesivamente!
  4. También hemos encontrado que las infecciones por hongos así como las alergias pueden desempeñar un papel. Habría que administrar pruebas adecuadas, y si resulta positivo para una infección por levaduras tenemos parte del problema resuelto. Resulta que muchas personas con fibromialgia o dolor crónico, tienen infecciones crónicas por levaduras o por Cándida, los síntomas principales de las cuales son un cuerpo cansado y adolorido, el síndrome premenstrual y la fatiga crónica. En este punto hay que mencionar de nuevo que el uso a largo plazo de los AINE (anti inflamatorios no esteroideos), un tratamiento de la medicina moderna común para los dolores crónicos, en realidad puede conducir a infecciones crónicas por levaduras! Además, las infecciones y las alergias por hongos sin tratar también pueden conducir al síndrome del intestino irritable, una cosa más que complica la compleja naturaleza del dolor crónico y puede incluso empeorarlo.
  5. Buen Manejo del STRESS Y de todas las condiciones que tiendan a sacarnos de nuestra zona de confort. Aprender a ejercitar la Resiliencia; sabiendo que es imposible vivir sin situaciones estresantes, lo importante es saber si tenemos las herramientas adecuadas para lidiar con ellas y no darles el permiso para que ellas nos saquen de nuestra zona de comodidad y nos lleven por caminos de obscuridad y enfermedad del espíritu, de las emociones y del cuerpo. Sacar un tiempo para la meditación, para la oración, para la contemplaci������n, para pensar en lo que somos, en lo bendecidos que hemos sido, y en futuro halagueño que nos espera, pues está enraizado en la roca firme que es Cristo Jesús.
  6. Practicar algún deporte o actividad física. Es sano, liberador, quema calorías, nos capacita cardiovascularmente, nos despeja de los problemas y de forma importante libera endorfinas, sobre todo serotonina, que es la “hormona” de la felicidad.  

¿Que es la lesión del manguito del rotador?

El Manguito del Rotador es un conjunto de músculos que mantienen y dan soporte al hombro. La articulación del hombro es singular ya que es la única que puede girar 360 grados y necesita un buen soporte externo para que la inserción de la cabeza del húmero se mantenga estable en la fosa glenoidea. Los 4 músculos que forman el  Manguito del Rotador son: el supraespinoso, infraespinoso, redondo menor (teres minor) y el mayor de ellos, el subescapular. Si estos se sobrecargan de trabajo hacen que el tendón se inflame y duela. El escenario más común se produce cuando un hombro crónicamente inestable obliga a los músculos del hombro, especialmente los músculos del manguito rotador y los tendones, a trabajar más all�������������� de sus capacidades de estabilizar el hombro mientras se mueve a través de sus complejos movimientos. Estos pequeños músculos del manguito rotador no fueron diseñados para estabilizar el hombro o llevar a cabo el trabajo principal en el movimiento del hombro, sino que deben funcionar para llevar a cabo la rotación del hombro. La inestabilidad ligamentosa crónica puede conducir a la tendinitis del manguito rotador. El tratamiento con proloterapia puede tratar tanto la inestabilidad y la tendinitis secundaria que sigue.

La Proloterapia trata la raíz de la inestabilidad del hombro y la tendinitis del manguito del rotador no sólo mediante el fortalecimiento de los tendones del manguito de los rotadores, sino también corrigiendo la debilidad de los ligamentos del hombro.

¿Cuales son las condiciones más frecuentes que se tratan en el Centro de Proloterapia Intensiva y Medicina Regenerativa?

En el Centro de Proloterapia Intensiva tratamos todo tipo de dolor crónico músculo esquelético, sin embargo al igual que está descrito en la literatura, el dolor lumbosacro, debido a protrusiones o hernias discales, alteraciones en la arquitectura, pinzamientos de raíces nerviosas, radiculopatías, ciatalgias, etc., son las lesiones que m��s frecuentemente vemos y tratamos. En segundo y tercer lugar, respectivamente están, los dolores de hombros y rodillas, puede ser debido a lesión del manguito del rotador, hombro congelado, bursitis, osteoartritis degenerativa, lesión hueso con hueso, daño a los meniscos o ligamentos colateral medial o colateral lateral, subluxaciones o luxaciones frecuentes (personas que frecuentemente se les “zafa” el hombro), artritis gotosa, problemas de meniscos, dolor persistente post artroscopías, etc.

Tenemos tambi��n dolor en columna cervical por hernias o protrusión, rectificación del cuello, espasmos o contracturas, Sindrome Vertebro Basilar, Sindrome de Barré-Lieou, etc.,

Tenemos todo un espectro de lesiones en deportistas, Peloteros, Futbolistas, Tenistas, Golfistas, Nadadores, Levantadores de Pesas, Fisicoculturistas, Basketbolistas, etc., que por el ejercicio de alto impacto que practican terminan afectando sus ligamentos, tendones y articulaciones y en quienes los tratamientos aplicados les has devuelto al deporte que aman.

Codo de golfista o de tenista, dolores de muñecas, dolores de dedos, dolores de tobillos, fascítis plantar, esguinces a repetición de tobillo, dolores de la banda iliotibial (IT), pubalgias, coccigodinea (dolor en el cóccix), etc.

La gama es muy grande. A todos los intentamos mejorar con Proloterapia Standard, aunque sabemos que a algunos sólo la Proloterapia Celular (PRP, Células Madre Provenientes de la Médula Osea o del Minilipoaspirado), puede cambiarles radicalmente las vidas.    

¿Con qué frecuencia deben ser tratados los pacientes con sesiones de Proloterapia?

Las sesiones de Proloterapia se administran cada 4 semanas, para imitar el proceso natural de curación que el mismo cuerpo utiliza en casos similares. De todas maneras existe una ventana que va desde las 4 hasta las 6 semanas.